El duende del arte del flamenco

    El duende del arte del flamenco

    Baile, Cante, Toque y “Duende”

    El Flamenco es el arte musical y de danza surgido en la comunidad de Andalucía que se sustenta sobre tres pilares fundament: el baile, el cante y el toque.

    Tal y como indica el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (RAE), el cante es la acción y efecto de cantar cualquier canto popular andaluz o próximo. El cante flamenco consiste en cantar de una forma de más agitanada y el cante jondo vendría a ser el cante más genuinamente andaluz, de profundo sentimiento, según la RAE. Los artistas que cantan se conocen con los síncopes de cantaores o cantaoras.

    El baileflamenco también es una manera de plasmar la pasión, la emoción y la sensibilidad humana. Aquellos que bailan flamenco se conocen como bailaores o bailaoras. La técnica que se requiere para la danza flamenca es de gran complejidad y la interpretación varía según el carácter y desparpajo del artista. Ésta también depende de otras variables, como el sexo. Si quien ejecuta el baile es un hombre, lo hará con gran potencia, recurriendo mucho a los pies. Por lo contrario, si lo lleva a cabo una mujer, lo ejecutará con menos fuerza y con movimientos más suaves y sensuales.

    El baile flamenco puede acompañar distintas variedades tradicionales del cante flamenco, conocidas como palos del flamenco. Éstos se pueden clasificar según sea su carácter (más o menos festivo), su ritmo o compás, su origen geográfico, su jondura o profundidad, etc.

    El toque flamenco hace referencia a los artistas que acompañan al baile y al cante. Se trata de los guitarristas o de los que manejan otros instrumentos, como las castañuelas o el cajón. En esta categoría también se incluyen aquellos que tocan palmas o dan taconazos.

     

    El_duende

     

    La música vocal, instrumental y de percusión, junto con el arte de la danza,se fusionan hasta el punto que el público puede experimentar el “duende”, que se podría definir como una sensación envolvente que llega a poseer al espectador gracias a la magia del flamenco. Éste traspasa las fronteras de la técnica y de la inspiración, y va más allá. El “duende” sorprende porque llega sin avisar y, cuando un artista experimenta su presencia, se emplea la expresión “tener duende”.

    La RAE especifica que, en Andalucía, el término “duende” es sinónimo de un encanto misterioso e inefable. Se trata de un modismo que utilizaban los eruditos de principios del siglo XX para describir un espectáculo de flamenco con temperamento, con garra, con carácter. Durante su conferencia Teoría y juego del duende, el gran poeta y dramaturgo andaluz Federico García Lorca definió el término citando a Goethe hablando de Paganini: Poder misterioso que todos sienten y que ningún filósofo explica.