Su fuente

    La Fuente de Carmen Amaya

    El 16 de febrero de 1959, la bailaora catalana más internacional inauguró en Barcelona la fuente ornamental que le rinde homenaje y que lleva su nombre. El estreno de la Fuente de Carmen Amaya, en medio de un gran clamor popular, fue seguido de un recital benéfico en el Palau de la Música, la recaudación del cual se destinó a la construcción del Hospital de San Rafael en Vall d’Hebrón.

    Ubicada en plaza Brugada, en pleno barrio de la Barceloneta, la fuente ocupa un emplazamiento muy significativo. Allí se encontraba el Somorrostro, la barriada gitana donde nació Amaya. De hecho, está muy cerca del sitio donde Carmen iba a buscar agua durante su infancia, tal y como ella misma afirmó.

     

    ESTRENO_FUENTE_CARMEN_AMAYA
    En el frontal de la Fuente de Carmen Amaya, obra del escultor Rafael Solanic Balius, hay cinco niños, dos de ellos tocando la guitarra y tres bailando flamenco. Aparte de este surtidor cercano al Paseo Marítimo, en la Ciudad Condal también se le dedicó una calle en la zona costera del barrio de Poblenou y una estatua en los Jardines de Joan Brossa (situados en el antiguo parque de atracciones de Montjuïc).

    Begur, la localidad donde murió la bailaora del Somorrostro, también dispone de una fuente y de un paseo en su honor. Las conmemoraciones de este tipo las completan calles y avenidas de diferentes localidades de toda España, como por ejemplo Madrid, Leganés, Ciudad Real o Málaga.

     

    FUENTE_CARMEN_AMAYA
    La Fuente de Carmen Amaya siempre ha sido un símbolo emblemático del barrio y su deterioro planteó la necesidad de una intervención para mejorarla. En 2011 la plaza Brugada fue sometida a una reforma integral, que incluía la restauración del surtidor. Las reformas fueron aprovechadas para inscribir el nombre de la bailaora junto a la fuente.

    El sábado 1 de junio del 2013, durante las celebraciones del centenario del nacimiento de Carmen Amaya, la fuente que lleva su nombre fue el escenario para rendirle un sentido homenaje. Su sobrina, Winy Amaya, y su sobrina-nieta, Karime Amaya, fueron las encargadas de presidir el acto, en compañía de muchos de los vecinos el barrio.